Escribir para ver nacer el día, para matar la noche a vuelapluma.

Creer en la palabra.

Arder.